domingo, 6 de noviembre de 2011

No quería publicar este libro

Un testimonio de que es posible despertar y aportar,
un poquito,  pero es posible a hacer de este mundo, otro...

Es verdad, no quería publicar este libro, 
pese a que lo terminé en lo que aún era mi casa en Las Vertientes, 
suspendida entre los cerros del Cajón del Maipo, 
cercano a Santiago de Chile en marzo del año 2000. 

Pasaron DIEZ años, ¡diez años en que lo olvidé!
¿Qué me impedía hacerlo?
Simplemente por ser un TONTO de porte mayor.
Mis dudas, mis inseguridades, mi temor a salir a competir
en este baile de las editoriales que exigen ventas y logros...
y yo que no escribo como dijo mi amigo Aibed:



"¿Por qué no escribes de sexo, violencia y todo eso de los best seller?
No, se le ocurre escribir sobre la coexistencia".


Cierto no tengo la experticia del escritor que escribe
y que gana fama y provoca grandes ventas.
A mi me interesa compartir mis reflexiones
especialmente sobre la forma en que estamos conviviendo y educando.
Somos depredadores de lo humano,
caníbales con terno y corbata explotándonos unos a otros.
¡Ese es mi norte! ... distinto de un best seller que busca vender y consumir...
me encantaría ofrecer mi libro y alimentar 
(y no caer en el juego del consumo del mercado).


Dejé pasar los años hasta poder superar la aprehensión 
y el escrúpulo de decir algo ya tantas veces dicho. 
¿Quién no ha escrito sobre el cambio, 
la nueva vida en la nueva era, la armonía universal?, 
en fin, muchos.  ¿Y además , quién era yo para decirlo?

Ha pasado una década de espera, 
¡diez años acunando una tontera!
una estúpida tontera de no soltar esa pasión 
que quemaba el alma cuando lo escribía.


Hoy, cuando ya superamos el primer decenio del siglo XXI
admiro la enormidad de acciones pro-humanas
que el mundo ha desarrollado 
y coloca al servicio del desarrollo integral.
Pero también veo con ansiedad 
como el mal corre suelto por nuestra ciudad,
como quienes deben cuidar el bien y la armonía
se debaten en peleas políticas, 
en deseos de poder y de tener a como de lugar.


La vida humana continúa siendo violentada, 
manoseada ahora en forma voluntaria. 


Cada habitante está más tonto que antes, 
más permeable a la viveza de los magos de la tribu, menos crítico y juicioso.  
Por eso me animé a publicarlo, lo actualicé, 
integré algunas cosas, enfaticé otras …
¡Al fin pude superar tras diez años 
la negra mordaza de esa tontera 
de los que creen que no pueden aportar nada 
a este hermoso y sufrido mundo nuestro!


Winston H. Elphick D.  -Autor-


2 comentarios:

  1. Hola Winston, yo te conozco del norte, no sabía que estabas escribiendo. Por lo que he visto en este sitio es un muy buen libro. Lo voy a comprar, que lata es que no se venda en una librería traddicional, a mi edad me cuesta un poco manejar estas cosas de internet.

    Jorge Ignacio de la Fuente, Iquique

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones, me imagino que un muy buen libro, ojala pueda comprarlo, con eso del Internet no para todos es fácil.
    Creo que lo mas importante que no a guardado ese Don que Dios le ha regalado, sino que de esta manera lo comparte con muchos.

    ResponderEliminar

¿Compartamos? Tus palabras se convierten en pancito recién salido del horno ... rico alimento para co-ayudarnos...

Se ha producido un error en este gadget.