martes, 1 de noviembre de 2011

La codicia como argumento de vida


Lo que para algunos son "tonteras",
para el mundo puede ser la forma
de hacer más humana la vida...

“¡Basta de tonteras!
Gritó el Mago de la Tribu.

Hoy se requieren hombres de pala y azadón,
mujeres de escáner y computador…
niños que desde pequeños 
tengan la ambición de crear riqueza 
y emprendimiento para su propio bienestar.

Hoy se requieren simplemente 
trabajadores recolectores de riqueza,
y sepultureros de los sueños y las viejas utopías.
¿De qué le valió a esas generaciones 
de la revolución de las flores 
sus hipismos y romanticismo sin sentido?

Para crear riqueza se requiere de metas concretas,
de trabajos sin horario ni descanso, 
de semana corrida trabajada
de festivos que puedan ser trabajados.

Para crear riqueza se requiere de cerebros,
de tecnología puesta al servicio de la productividad
¿Qué tanto cuidado con el desarrollo de las personas?
¿Se gana más acaso con eso o es simplemente 
una excusa que usan los pobres y los flojos?
-Continuaba con toda seguridad el Mago de la Tribu-

Para crear riqueza se requiere 
de pobres que trabajen lealmente
a favor de la insaciable codicia de sus patrones.
Esto lo afirmó Jorge Errázuriz, 
uno de los dueños de Celfin:
Chile y el mundo necesita de personas "CODICIOSAS":

"En Chile, todos somos nuevos ricos. 
Culturalmente estamos saliendo del patrón antiguo, 
donde se valoraba la austeridad y el éxito era mal visto. 
Hoy, en cambio, las generaciones
jóvenes quieren tener éxito y los que lo alcanzan no se avergüenzan. 
El éxito económico se está transformando socialmente en algo bueno".
"¡Necesitamos gente con mucha codicia!" -lo dijo al diario el Mercurio-



Maestros como estos necesita el desarrollo de nuestro país
-gritó el Mago de la Tribu-
¡Los codiciosos cambiarán a esta tribu!
¡Sin codicia no existe la riqueza!

Nuestros nuevos jóvenes globalizados y codiciosos
traerán los cambios y el alimento que falta.
¿Los soñadores, músicos y poetas?
Serán los pobres que bailarán en las esquinas.
De los comerciantes y gente productiva 
es y será el reino del mercado.
De los ambiciosos y mercaderes sin rostro
serán las bodegas mundiales y los mercados globales.
-Culminó la arenga el Mago de la Tribu-


Sus palabras hicieron cuestionarse a un tonto que cercano escuchaba:

  • ¿Dónde quedó tu alma de tribu pequeña?
  • ¿Quién arrojó al pavimiento tus semillas que anhelaban una vida verdadera?
  • ¿Por qué los grandes líderes sociales del pasado hoy son gordos burgueses sentados en poltronas políticas?
  • ¿Qué hago yo para reconstituir esas fibras rebeldes, que mantienen despierta a mi conciencia y mis pasos?
  • ¿Será la CODICIA la escuela que mande en el milenio? 
  • ¿Tendremos que aceptar a odiosos maestros como Jorge Errázuriz, que se presenta como modelo de empresario exitoso, pero sin alma social?

NOTA:   
Texto tomado del libro  "Exodo de inicio de milenio..." En el libro se contraponen las opiniones del "Mago de la Tribu" y del "Sabio de la Tribu".El Mago tiene características propias de los "magos" que hoy manejan los gustos de las personas, las decisiones de la familia ... ¿El Sabio de la Tribu? también tiene características que hoy existen en algunas personas y comunidades de nuestro mundo ... uf, ¿nos salvamos con eso? ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Compartamos? Tus palabras se convierten en pancito recién salido del horno ... rico alimento para co-ayudarnos...

Se ha producido un error en este gadget.